CulturahospitalityTravel

El Centro Histórico. Un recorrido íntimo.

Judith Shwartz es politóloga, periodista y fotógrafa. Pero, sobre todo, amante de la Ciudad de México.

Desde chicos los paseos familiares del domingo eran en el Centro de la Ciudad. Mis padres, hijos de inmigrantes, siempre fueron amantes de la historia, cultura y folklore de México. Nos lo transmitieron con tanto amor y pasión que hoy en día siempre encuentro algún pretexto para acercarme al ombligo de México.

Museos, exposiciones, mercados, sitios arqueológicos, calles, avenidas, cafés, restaurantes… todo me atrapa; me cautiva meterme a investigar y ver qué hay dentro. Hablan las paredes, las escaleras, el viento.

Me encanta la idea de recomendar y compartir estos rincones, que amo y visito, con todos los deportistas y sus familiares que vienen a participar en las Juegos Macabeos.  De tal manera que  cuando tengan la oportunidad de pasear en la Ciudad de México se  puedan llevar una probadita de éste, nuestro mundo.

Te acompañaré, a través de este escrito, por tu visita al Centro. Podrás tomar uno o varios de estos consejos. Me detendré a dar una pequeña información y alguna recomendación para comer.

Vale la pena  iniciar tu vista en el Palacio de Bellas Artes. Es un recinto cultural ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, considerado el más importante en la manifestación de las artes en México y una de las casas de ópera más renombradas del mundo. Éste mismo ha sido escenario y testigo de impactantes acontecimientos tanto artísticos, sociales y políticos del país.

Los Murales que tiene son espectaculares, muy interesantes y hablan a través de la pintura sobre la Historia de México. Con algo de suerte podrás ver una gran exposición temporal. Si eres amante de la Música podrás escuchar un concierto de Música Clásica por la noche. (viernes y sábado)

Cuando llegues al Palacio de BA verás una hermosa antesala verde:

La Alameda Central es un parque público del Centro Histórico de la Ciudad de México y por su antigüedad (1592), se clasifica como el más antiguo jardín de México y de América, se inspiró en la Alameda de Hércules de la ciudad de Sevilla.

Justo enfrente está el Museo de Tolerancia. Es un recinto que busca difundir el respeto a la diversidad y el valor de la tolerancia con base en el recuerdo histórico, mediante el uso de exposiciones de genocidios y presentaciones multimedia.

Atrás de éste, en la Calle de Revillagigedo, está uno de mis museos favoritos. El Museo de Arte Popular. Este Promueve y preserva el arte popular mexicano. Podrás encontrar tanto trabajos antiguos como de reciente creación y conocer las principales expresiones artesanales provenientes de las 32 entidades de México.

Vale la pena recorrerlo. Te vas a sorprender.

¿Ya te dio hambre mi recorrido? Entra al Hotel Hilton y puedes comer en el restaurante El Cardenal.

A espaldas del Palacio de Bellas Artes se encuentra un museo maravilloso; el Museo Franz Mayer. Vale mucho la pena conocer el edificio.

Es uno de los museos más reconocidos de México sobre artes decorativas. Se fundó con la colección privada del empresario del mismo nombre, de origen alemán. Alberga la principal colección de artes decorativas de México y presenta exposiciones temporales de diseño y fotografía.

Regresamos en el mapa. Bellas Artes, de lado, cruzando el Eje Central, ( con cuidado, en la esquina mejor) está El Palacio Postal o la Quinta Casa de Correos; es uno de los edificios más emblemáticos del Centro Histórico.

Todavía puedes mandar una carta o tarjeta postal.

Saliendo de este gran edifico se encuentra el MIDE:  Museo Interactivo de Economía. Una oportunidad maravillosa para pasar el día aprendiendo y jugando en familia. Los talleres que ofrecen son lúdicos y muy bien presentados. Puedes además hacer un billete con tu fotografía.

Muy cerca de aquí y en la calle paralela está el MUNAL:  Museo Nacional de Arte de México. Está ubicado en un edificio marcado con el número 8 de la calle de Tacuba, en la plaza Manuel Tolsá. Alberga una colección representativa de arte mexicano, desde la era virreinal hasta la década de 1950.

Es espectacular.

No te pierdas caminar por la calle peatonal de Madero… Si no tienes lentes ni necesitas, no te preocupes, saldrás con unos.

No comiste antes, ahora una nueva oportunidad. Puedes comer en la calle de Palma. Es otro Cardenal. La verdad son buenos y de buen precio.

Cerca de aquí en la calle de Isabel La Católica también puedes comer en el restaurante El Casino Español. Hay que entrar, buscar el elevador y subir al primer piso. Es una experiencia que vale la pena. El edificio es magnifico y la comida también.

Enfrente de éste restaurante está el Hotel Down Town. Estamos en la Calle de Isabel La Catolica. Esta muy bonito. En el patio están otros restaurantes y tiendas. Vale la pena conocer el concepto.

Una calle más y llegarán al Zócalo.

Caminar por él siempre es diferente: hay ferias de libros, de comidas, del Mundo, de artesanías.

Puedes encontrar casas de campaña de manifestantes que luchan por ser escuchados y atendidos ante algún problema social, económico o político, ya que enfrente está el Palacio Nacional. Es la sede del Poder Ejecutivo Federal de México.

Hay vendedores, amantes, gente que va o viene al trabajo, extranjeros.

Se presentan grandes conciertos gratuitos de rock, jazz, clásica y están los eternos y famosos danzantes, nunca se cansan ….y un olor a hierba.

La plancha del Zócalo es difícil verla vacía. A las 6:00 am y 6:00 pm reina el silencio, cuando se realiza la ceremonia de izamiento  o de arreamiento de la bandera.

Ahora sí,  a visitar la Catedral Metropolitana. ¿Viste el Órgano? ¿Es imponente verdad?

¿Tienes mas tiempo?

Detrás de la Catedral, del lado derecho, está el Templo Mayor o Gran Templo de México, es un recinto que comprende una serie de construcciones, edificios, torres y un patio. Es el espacio físico donde se ubicaban las mismas, cercado por una pared que contaba con unas puertas que daban acceso a las calzadas principales de la ciudad.

Puedes visitarlo o simplemente admirarlo desde la calle. Aquí confluyen el México Prehispánico, Colonial y Moderno.

No dejes escapar la posibilidad de subir al Restaurante El Mayor de la Liberia Porrúa para tomar algo, comer ( si no has comido) o simplemente ver la vista.

Junto está otro gran museo, tanto por el edificio colonial como por las Exposiciones que se presentan. Museo de San Ildefonso.

Si continuas caminando por esta calle, Justo Sierra, llegarás al postre de la visita: La primera Sinagoga del Centro Histórico; Nidjei Israel. Un rincón de Europa Oriental en el Corazón del Centro Histórico.

Ésta es una presentación de un área del Centro , de algunos museos y edificios emblemáticos de la ciudad. Si quieres o necesitas más información no dudes en escribirme y podré ayudarte con más ideas y recorridos.

¡Bienvenidos!

jshwartz@prodigy.net.mx

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar